fbpx
¿Un perro es un lobo?

Aunque existen diferencias entre los lobos y los perros, también hay similitudes que generan la duda: ¿se puede considerar que un perro es un lobo?

Y ante la duda, nada mejor que preguntar a la taxonomía biológica para saber qué opina sobre si tu perro es un lobo.

Por si te lo estás preguntando, la taxonomía biológica es la parte de la biología que se encarga de ordenar los organismos en función de lo cercanos que están evolutivamente. Así que no se me ocurre nadie mejor a quién realizar esa pregunta.

Entonces, ¿un perro es un lobo?

Antes un perro no era un lobo

Inicialmente la respuesta era no, pues los lobos eran la especia Canis Lupus y los perros la Canis Familiaris.

Lo clasificaron así al comparar el aspecto de ambas especies (las similitudes y diferencias anatómicas y morfológicas, por ser puristas). Pero esta clasificación en función del aspecto era, digamos, bastante subjetiva, pues dependía de la opinión del taxónomo de turno.

Según su genoma, un perro es un lobo

Una vez entra el juego el genoma (benditos avances científicos), cambiaron de opinión y entonces los perros y lobos sí pertenecían a la misma especie: Canis Lupus Familiaris. Este cambio se hizo ya que la cercanía y compatibilidad genética entre el lobo y en perro era grande (también se reclasificaron otras especies, no solo los lobos y perros).

Y en la actualidad… ¿un perro es un lobo?

Pero espera, que no hemos terminado.

¿Qué significa «cercanía y compatibilidad genética»?

Pues en esto los biólogos no se ponen de acuerdo.

Verás, de forma tradicional se toma el momento evolutivo: si dos animales pueden reproducirse y tener descendencia fértil, entonces pertenecen a la misma especie. Así que teniendo en cuenta el momento evolutivo, sí, los perros y lobos son la misma especie.

Pero a día de hoy, la mayoría de biólogos tiene en cuenta el concepto filogenético: consideran como especies diferentes poblaciones que están tan diferenciadas genéticamente que casi, casi, se pueden considerar especies diferentes

Pero para entendernos mejor, vamos a llamarle el concepto «haciendo la maleta».

Imagina que estás en pleno invierno en Madrid y hace frío, pero te vas de vacaciones a Bali. ¿Qué tipo de ropa metes en la maleta? De verano, sin lugar a dudas. Vale, ahora estás en Madrid, a 10º, lloviendo, llevas abrigo y bufanda. Pero es que en nada vas a estar a 35º tomando Piña Colada, ¡mete el bañador!

Y eso es lo que actualmente les pasa a perros y lobos. Vale, ahora mismo, justo ahora, el momento evolutivo de los perros y lobos sigue siendo el mismo. Pero si tenemos en cuenta la trayectoria evolutiva, que es hacia dónde se dirige una especie, en nada los lobos se quedan con abrigo y bufanda en Madrid y los perros, están bañándose en la playa. Vamos, que su trayectoria evolutiva no tiene nada que ver.

Sobre todo, las mayores diferencias entre lobos y perros están en lo que tiene que ver con su manera de aprender, relacionarse (sobre todo con personas) y que sus conductas innatas sean moldeables.  

Y llegará un día en que ya no sean la misma especie, tomes en cuenta el criterio que tomes.

Entonces, ¿qué hacemos?

Pues actualmente quienes se fijan más en temas de comportamiento, utilizan el término Canis Familiaris, pues consideran a los perros diferente especie de los lobos. Y los que se fijan más en aspectos fisiológicos, usan Canis Lupus Familiaris, pues consideran que perros y lobos son la misma especie.

Y todos felices.

¿Cuál es mi opinión?

Para mí son diferentes, pues me importa un bledo el aspecto, lo que me interesa es el comportamiento de los perros. Y su comportamiento, aunque no hay que olvidar que vienen de los lobos, muestran claras diferencias en aspectos importantes. Hola domesticación 👋

Resumiendo

Tanto considerar a los lobos la misma especie, Canis Lupus Familiaris, como especies diferentes, Canis Familiaris y Canis Lupus, es correcto.

Si te fijas solo en la genética, el lobo y el perro para ti son la misma especie, Canis Lupus Familiaris, pues están en el mismo momento evolutivo. Es decir, pueden reproducirse y tener descendencia fértil.

Si para ti es más importante la parte comportamental, para ti son especies diferentes. Pues los perros, Canis Familiaris, presentan grandes diferencias con los lobos, Canis Lupus, en cuanto a su manera de aprender, de relacionarse (sobre todo con personas) y moldear sus conductas innatas.

De cualquier forma, los perros y lobos evolucionan de forma muy diferente (trayectoria evolutiva), por lo que en un futuro no serán considerados la misma especie bajo ningún criterio.

A menudo escribo a mis suscriptores correos con aprendizajes como este que acabas de leer. Si te ha gustado, mi recomendación es que te suscribas (es gratis) porque día que estas fuera, día que te pierdes.

Y para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), te aviso de que yo, María Lozano, soy la responsable de los datos que me proporcionas con la finalidad de que te envíe emails con información sobre educación canina y los servicios que ofrezco. Para entender que tus datos están seguros, debes de leer la política de privacidad, donde tienes todos tus derechos detallados. La legitimización para el tratamiento de tus datos y poder enviarte emails es tu consentimiento al aceptar la política de privacidad y el destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el email marketing.

Deja un comentario

Perros de Ciudad utiliza cookies para mejorar la web y facilitarte su uso. Si sigues navegando, entiendo que te parece bien, pero si tienes dudas, aquí te lo explico mejor.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar